Feb 13

ADOPTANDO HÁBITOS SALUDABLES SE PUEDE DISMINUIR EL RIESGO DE PADECER CÁNCER

En el mes de febrero se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, una enfermedad que va en aumento en todo el mundo. Actualmente fallecen 8,2 millones de personas a nivel mundial debido a distintos tipos de cáncer. Del total de estas muertes, 4 millones corresponden a muertes prematuras (personas en edades comprendidas entre los 30 y los 69 años).

Hasta un tercio de las muertes vinculadas al cáncer están relacionadas con factores de riesgo como la obesidad, el estilo de vida sedentario, el bajo consumo de frutas y verduras, el consumo de tabaco y alcohol. De manera que adoptando estilos de vida saludables podríamos actuar sobre estos factores de riesgo, disminuyendo así el riesgo de cada individuo de padecer cáncer.

Consumir los alimentos en sus formas más naturales e incluir cinco porciones de frutas y verduras en nuestra alimentación diaria es una recomendación que apoya a la batalla de lucha contra el cáncer. Las frutas y verduras además de aportarnos vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del organismo, son poderosas fuentes de antioxidantes que protegen de las principales enfermedades no transmisibles, entre ellas el cáncer.

Si bien ningún alimento tiene la cualidad de prevenir  por sí solo el cáncer, está demostrado que es  posible reducir el riesgo de desarrollarlo mejorando nuestros hábitos alimentarios.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • Limitar el consumo de alimentos ricos en calorías, grasas y azúcares añadidos, como las comidas rápidas y los alimentos procesados como galletitas dulces, snacks salados, embutidos, gaseosas, jugos en caja azucarados, etc.
  • Consumir 5 porciones de frutas y verduras al día, preferentemente de diferentes colores.
  • Consumir cereales mínimamente procesados (trigo, avena, arroz integral) y legumbres.
  • Limitar el consumo de carnes rojas y disminuir el consumo de las carnes procesadas (La carne procesada se refiere a la conservada por ahumado, curado o tratada con sal, con adición de conservantes químicos como los embutidos en general)
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas
  • Limitar el consumo de sal. La recomendación es de 5 gr de sal al día, lo que equivale a una cucharadita pequeña.
  • Mantener un peso corporal saludable.