Nov 15

Bebidas Alcohólicas: trastornos cardiovasculares, digestivos y cáncer, algunas de las secuelas que provocan

Paraguay se ubica entre los 5 países latinoamericanos que registran mayor consumo de alcohol. La mayor ingesta de alcohol se observa en Asunción. 

 

Cada 15 de noviembre se conmemora el Día Mundial sin Alcohol, fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud para alertar sobre las graves consecuencias del abuso del alcohol y fomentar la responsabilidad en las personas para controlar su consumo.

En este contexto, la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, dependiente de la Dirección General de Vigilancia de la Salud de esta cartera, llevó a cabo esta mañana, un acto protocolar donde se dio a conocer la situación de la ingesta de alcohol en el país y en el mundo, haciendo énfasis en el valor de educar y concienciar a la población sobre los riesgos que esta bebida produce al organismo. Paralelamente, se efectuó una encuesta a los funcionarios, para identificar trastornos asociados con el consumo del alcohol y de esta manera medir el nivel de riesgo y la dependencia que se tenga del mismo.

La Dra. Gilda Benítez, directora de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, refiere que el consumo nocivo de alcohol forma parte de una serie de factores de riesgo para el desarrollo de otras enfermedades y es también causa de defunciones y discapacidades. Puede ocasionar incluso trastornos conductuales y de salud mental, dando lugar a situaciones de violencia y abusos.

Señala que, al año, 3, 3 millones de personas mueren por el consumo excesivo de alcohol, representa el 5,9% de defunciones a nivel global; mientras que, la carga mundial de morbilidad y lesiones atribuibles al consumo nocivo es de 5,1%.

La profesional destacó la importancia de generar conciencia sobre el consumo de alcohol, en el grupo femenino, sobre todo en embarazadas, ya que puede provocar abortos, malformaciones.

Paraguay figura entre los cinco países latinoamericanos que registran el mayor consumo de alcohol anual per cápita, ocupando el cuarto lugar. Chile encabeza la lista, le siguen Argentina y Venezuela, Paraguay y Brasil se ubica en el quinto lugar.

En nuestro país, Asunción lidera el ranking de mayor consumo anual de alcohol, con 39.500.000 litros; le sigue Concepción con 29.900.000 litros; Ciudad del Este se posiciona en tercer lugar con 27.800.000 litros y el cuarto lugar ocupa Encarnación, con 18.600.000 litros año.

“La educación debe iniciar en el hogar”, declaró en la ocasión el Viceministro de Salud Pública, Dr. Julio Rolón; quien destacó el valor de enseñar a los hijos sobre los efectos nocivos del alcohol. “Lo ideal es que no beban, pero con la sociedad de consumo es fundamental instruirles a ser moderados en sus hábitos”, subrayó.

Indicó que desde el Ministerio de Salud se potenciará la promoción y prevención, para disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades.

Por su parte, Marcia Erazo, consultora de Enfermedades No Transmisibles de OPS/OMS informó que el consumo excesivo del alcohol está asociado igualmente al aumento de la incidencia de VIH/sida, donde los jóvenes son los más vulnerables, por lo que insistió en la importancia de inculcar en ellos hábitos de vida saludables.

Consumo de alcohol aumenta entre estudiantes

De acuerdo a los datos presentados este año en el país mediante la Encuesta Global de Salud Escolar, se verificó un alto porcentaje de consumo de alcohol entre los estudiantes. El 46,7% admitió haber consumido alguna vez una bebida que contenía alcohol y que lo habría tomado por primera vez antes de los 14 años, pese a la existencia de normativas que prohíben la venta a menores de edad.

El 35% de los estudiantes consumió alcohol en los últimos 30 días, con leve predominio del sexo masculino. El 83% comenzó a consumir alcohol en el octavo grado. En el 33,2% de los casos, la bebida alcohólica fue obtenida a partir de algún amigo. El 53,3% de los estudiantes que consumieron bebidas alcohólicas, que estuvieron ebrios una o más veces, manifestó haber tenido contacto sexual.

La Dra. Fulvia Aguilar, jefa de la Unidad de Prevención del Consumo Nocivo del Alcohol, remarcó que el consumo del alcohol aumenta proporcionalmente con la edad. Indicó que el 54% de los estudiantes del tercer año de la media refirió haber ingerido bebidas con alcohol, frente al 19,7% de los estudiantes de octavo grado, durante la realización de la Encuesta Global.

En tanto que, el 50% de la población expuso haber consumido alcohol en los últimos 30 días, según señala la Encuesta de Factores de Riesgo realizados en el 2011.

Daños que causa el consumo excesivo de alcohol

Reduce el autocontrol, los reflejos y la capacidad para procesar la información, disminuyendo la habilidad para reconocer signos de alerta en una situación de urgencia y específicamente a la hora de conducir.

Puede provocar trastornos cardiovasculares que van desde alteraciones del ritmo cardiaco, hipertensión, derrame cerebral y hasta la muerte súbita.

También afecta el área digestiva, dando lugar a reflujos, gastritis, úlcera de estómago, pancreatitis, hígado graso, cirrosis, entre otros. Puede incluso, disminuir la absorción de vitaminas y proteínas llevando a la carencia de los mismos.

El consumo excesivo de alcohol está relacionado igualmente con el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el cáncer de boca, esófago, de colon, de hígado y de mama.