Feb 06

Cáncer mamario y cervicouterino lideran causas de muertes en paraguayas

Segó la vida de unas 750 mujeres en el 2017.
En los hombres, mayor incidencia de cánceres de pulmón y próstata, revelan estadísticas.
Se insta a realizar chequeos periódicos y adoptar estilos de vida saludable como medidas preventivas.

El cáncer es la segunda causa de fallecimientos en el país, después de las enfermedades cardiovasculares, ocupando el 16,32% del total de defunciones. La tendencia de casos va en aumento.

En el 2017, a nivel nacional, se registraron 4.736 muertes relacionadas con el cáncer.

Datos oficiales señalan que el mayor índice de mortalidad en mujeres se da por cáncer de mama (391 casos) y, en segundo lugar, se ubica el cáncer de cuello uterino (365 casos). En tanto que, en la franja masculina, las principales causas de fallecimiento son por cáncer de pulmón (451 casos) y de próstata (390 casos).

La Dra. Felicia Cañete, jefa del Departamento de Vigilancia e Información, de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles del MSPyBS, explica que, el tabaco, el alcohol, la inactividad física, la mala alimentación y la obesidad son factores de riesgo asociados al desarrollo de cáncer.

Refiere puntualmente que, el 35% de ciertos cánceres se debe a la obesidad, de allí la importancia de la adopción de hábitos saludables para impedir su ocurrencia.

Ante ello, se recomienda mantener una alimentación sana, con la ingesta diaria de frutas y verduras, actividad física regular, mantener un peso saludable, no excederse en el consumo de alcohol y evitar fumar.

Asimismo, insta a realizar los controles anuales para facilitar el diagnóstico temprano de estas enfermedades. El estudio del Pap debe realizar de forma periódica, toda mujer que haya iniciado su vida sexual, a fin de prevenir y diagnosticar precozmente el cáncer de cuello uterino.  “Haciendo esto se puede detectar de manera temprana lesiones pre-neoplásicas o cáncer in situ de cuello uterino se cura con cirugía”, explica Cañete.

La vacunación contra el VPH (Virus del Papiloma Humano) es otra recomendación para prevenir el cáncer cervicouterino. Esta vacuna está indicada para las niñas. El biológico se encuentra incluido dentro del esquema regular.

La mamografía se aconseja realizar a partir de los 40 años de edad; en caso de contar con antecedente familiar de cáncer mamario, efectuar este estudio a partir de los 25 años de edad.