Jul 29

Casi el 90% de las amputaciones por diabetes es evitable

Si es diagnosticada cuando la enfermedad recién empieza. 
Las personas sin molestias aparentes que no tienen diabetes deben acudir al médico para chequeo una vez al año para el diagnóstico precoz de la afección.

Cuando empieza la diabetes, los niveles de glicemia aún no son tan altos y la persona cumple a cabalidad el tratamiento indicado es muy difícil se llegue a la amputación u otras complicaciones.

“Desde el primer día, la persona diagnosticada con diabetes tiene que tomar en serio su tratamiento. Lastimosamente, la gran mayoría de los pacientes consulta cuando los niveles de glicemia son muy elevados, ya casi todos llegan con problemas muy avanzados, graves en los pies”, explica la Directora del Programa Nacional de Diabetes, Dra. Ma. Del Rocío Aparicio

Señala que las complicaciones se dan a raíz de que el diagnóstico es tardío y no hay apego al tratamiento o, aún con el diagnóstico oportuno, la persona no se ajusta a las indicaciones médicas, en cuanto a su alimentación, estilo de vida y medicación.

“La persona debe realizarse todos los estudios solicitados por el profesional médico y seguir el tratamiento, lo que puede evitar el caso extremo de la amputación de un miembro, ya sea del dedo, pie o de la pierna”, refiere la profesional.

En ese sentido, detalla que, desde el Ministerio de Salud Pública, existe el soporte para que las personas accedan al diagnóstico y al tratamiento necesario. En primer lugar, están las Unidades de Salud de la Familia, cuyo equipo está capacitado para realizar el diagnóstico y el seguimiento de los pacientes de baja complejidad. Luego, están los centros especializados o de mayor complejidad, para dar respuesta a quienes presentan alguna complicación.

Los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2, pueden acceder a las insulinas y a los antidiabéticos orales de manera gratuita; en tanto que aquellos que presentan diabetes tipo 1 (en su mayoría niños) reciben un kit, también gratuito, para el control riguroso que demanda esta patología, a lo que se suma la capacitación a la familia en el cuidado del paciente.

Estadísticas del Hospital Nacional 

Según datos proveídos por el Departamento de Urgencias Adultos del Hospital Nacional, mensualmente se registra un promedio de 30 cirugías a consecuencia de complicaciones de la diabetes.

Teniendo en cuenta la situación crítica en la que llegan al centro asistencial, diez personas de entre las que son sometidas a intervenciones quirúrgicas requieren amputación del dedo, del pie o de la pierna.

En el servicio detallan que el 90% de estos pacientes procede del interior del país, y la mayoría o no empezó su tratamiento, lo dejó o sólo consume remedios yuyos para combatir a la diabetes.

Ante esta situación, sumada a la consulta tardía en un servicio de salud, inclusive algunos llegan con miasis en la piel (enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca que afecta los tejidos y órganos).

Un dato no menos importante es que otra complicación de la diabetes es la enfermedad renal crónica. Resaltan que cada vez hay más pacientes que deben dializarse a consecuencia de las complicaciones por la enfermedad, y son cada vez más jóvenes.