Jun 27

Chequeo médico, requerimiento para la práctica de deportes y ejercicios

  • La inspección médica debe efectuarse principalmente a niños y adolescentes, sobre todo si realizan deportes de alto rendimiento (corridas, natación, fútbol).
  • El chequeo permitirá verificar la condición física y comprobar si se encuentra apto para realizar actividad física.
  • Suspender la práctica si la criatura manifiesta malestar, mareos, jadeo u otro signo de alerta; llevarlo inmediatamente a la consulta médica. 

actividad-fisica

La inspección médica es importante en todas las etapas de la vida. A través de ella se puede identificar factores de riesgo, o contar con un diagnóstico precoz respecto a problemas de salud, malformaciones, afecciones cardiacas, entre otros.

Para prevenir las situaciones que podrían significar un riesgo para la salud de los niños y adolescentes durante la práctica de deportes o la realización de actividades de educación física en escuelas y colegios, autoridades sanitarias recomiendan a los padres llevar a sus hijos a una evaluación clínica.

El  objetivo de la revisión médica es verificar que el menor de edad se encuentra apto realizar ejercicios físicos o si los debe realizar bajo ciertas restricciones. Esta evaluación debe efectuarse por lo menos una vez al año en la consulta pediátrica antes del inicio de clases e incluso a mitad del año. Se lleva a cabo de manera gratuita en los servicios dependientes del Ministerio de Salud. En caso que el pediatra detecte alguna patología o alteración en el estado de salud del menor, este debe ser derivado al especialista en cardiopediatría.

Los que practican ejercicios de alto rendimiento (corredores, maratonistas, nadadores, futbolistas) requieren igualmente de un control previo, pero con estudios más específicos en los que se incluyen: electrocardiograma, ecocardiograma y ergometría.

A la hora del chequeo médico se deben tener en cuenta los antecedentes familiares y personales y el examen físico completo. Normalmente, las instituciones educativas incorporan este requisito a la hora de habilitar a los alumnos para la realización de la materia de Educación Física.

Los estudios como análisis, electrocardiograma y otros, solo se requerirán en caso que el profesional médico considere necesario, ya que las actividades físicas que se realizan en las instituciones educativas no son de alta competición.

Signos de alerta

Si durante la práctica de actividad física el niño manifiesta algún malestar: mareos, palpitaciones, jadeo, coloración azulada en los labios u otro síntoma, es indicio que definitivamente no se encuentra bien y precisa atención médica inmediata. En ese momento debe suspender la práctica y ser trasladado al servicio de salud para recibir asistencia. La evaluación lo debe realizar un pediatra.

Chequeo es obligatorio

Según Resolución Ministerial N° 8 y de acuerdo a la Ley N° 1680/ 01 en su Art. 13: El chequeo médico de los niños y adolescentes será de carácter obligatorio en las instituciones educativas, por lo que los profesionales de la salud se encuentran obligados a prestar el servicio de manera gratuita en las instituciones públicas.

La actividad física en la niñez y la adolescencia fomenta un estilo de vida saludable, determina un mejor desarrollo físico, previene las enfermedades relacionadas con el sedentarismo, y estimula la maduración psicomotriz y la motricidad fina, mejorando el rendimiento.