Mar 22

DÍA MUNDIAL DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

El día 6 de abril del 2018 se celebra en todo el mundo por mandato de la Organización Mundial de la Salud el DÍA MUNDIAL DE LA ACTIVIDAD FÍSICA, que este año tiene como lema: “SEA ACTIVO TODOS LOS DIAS”, con el objetivo de concienciar a toda la población sobre la importancia de la práctica regular de actividad física como factor protector para la salud

Cabe recordar que en nuestro país, la inactividad física reporta una prevalencia del 75% en tiempo libre según los datos de la 1ra. Encuesta Nacional de Factores de Riesgo que realizo el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social en el año 2011.

La OMS, en su Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario y Actividad física, propone un modelo esquemático destinado a utilizarse en los países y que busca explicar cómo influyen las políticas, los programas y su aplicación en los cambios de comportamiento de una población. En este modelo el cambio de comportamiento de la población traería beneficios sociales, sanitarios y económicos. (OMS, 2009)

La adherencia a actividades físicas recreativas, de desplazamiento y deportivas, es un componente clave para incorporarse a los llamados estilos de vida saludable, al cual también se suman  los siguientes hábitos beneficiosos como:

  1. El consumo de 5 frutas y verduras al día.
  2. El control del peso corporal.
  3. Las restricciones en el consumo excesivo de bebidas azucaradas, y de alimentos salados y fritos
  4. El consumo moderado de alcohol.
  5. El hábito de No fumar.

 

5 ESTRATEGIAS para aumentar tu tiempo de actividad física en tu vida diaria

La inactividad física ha sido indicada como un factor de riesgo independiente asociado con la aparición de numerosas enfermedades no transmisibles resultante de la utilización masiva y continua de variados y atractivos artefactos mecanizados que facilitan las actividades domésticas, laborales, de desplazamiento y de recreación.  De ésta manera  nuestra vida moderna se caracteriza por presentar un estilo automatizado  y con menores oportunidades para  desarrollar  el  valioso  alfabeto motor que ofrece nuestro capital genético.

La actividad física cumple un rol importante como factor protector de la salud, principalmente para prevenir las enfermedades no transmisibles, estrechamente relacionadas a la diabetes, el cáncer, los problemas cardiovasculares y la hipertensión. Los beneficios de la actividad física se pueden obtener de muchas formas y no hay necesidad de volverse un atleta, deportista o aficionado del gimnasio como algunos lo creen, y menos tener que invertir grandes sumas de dinero en equipamiento, ropa o accesorios para practicarlo. La Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social recomiendan que los adultos (18-64 años) realicen al menos 150 minutos a la semana de actividad física o de movimiento con una intensidad moderada (que no sea sofocante).

Aquí les damos 5 estrategias sencillas para iniciar un estilo de vida más activo y saludable realizando por lo menos 30 minutos al día de diferentes ejercicios en cualquier lugar:

  1. Disminuya el tiempo sentado durante el día

No se siente por más de 3 horas continuadas a menos que sea indispensable. Por ejemplo, levántese cada vez que recibe un llamado por teléfono de línea baja o el teléfono celular en la oficina. Así como también cuando organiza una reunión, tome un café, lea el diario y/o espere su turno en el banco, la cooperativa, en el consultorio u oficina.

  1. Realice pausas activas en su lugar de trabajo

Cambie la rutina de la oficina y mejore la productividad realizando pausas activas en el trabajo cada vez que pueda. También puede subir las escaleras en lugar de usar el ascensor. Usted puede ser un facilitador en su entorno laboral promoviendo el ejercicio a sus compañeros y jefes. Incluso puede influir ante la administración para incluir modificaciones que promuevan el ejercicio, por ejemplo, buscando un incentivo laboral para usar la bicicleta como medio de transporte, poner afiches en las escaleras para usarlas o adecuar un lugar con colchonetas, mancuernas y bandas elásticas para hacer ejercicios en el trabajo.

  1. Camine lo más que pueda en todo momento en el día

Elija momentos en el día para aumentar sus pasos cada día más. Por ejemplo, si se va en colectivo al trabajo, bájese unas cuadras antes o después para caminar, si se va en automóvil al trabajo estacione 3 a 4 cuadras de su lugar de trabajo, en el horario de almuerzo camine una vuelta a la cuadra antes de volver a la oficina, vaya caminando al supermercado más cercano de su casa.

  1. ¿Adopte un perro?

Varios estudios han demostrado que las personas que tienen perros como mascota tienden a ser más físicamente activos que las personas que no tienen un perro en casa. Si le gustan las mascotas y necesita de una motivación extra, tal vez tener la compañía de un perro sea la solución para usted. Caminar, trotar y jugar son algunas actividades que podrá realizar con su amigo canino para mantenerse activo.

  1. ¡Use la tecnología para ser más físicamente activo!

En la actualidad, el desarrollo tecnológico va de la mano con el aumento del sedentarismo. Sin embargo, actualmente existe una gran variedad de aplicaciones en los teléfonos celulares que promueven la actividad física o el ejercicio diario de diferentes intensidades y retos que implican aumentar el gasto energético diario. ¡Use la tecnología para motivarse y motivar su entorno para ser más activo, más saludable y más fuerte!

Moverse es una acción innata para el ser humano, nuestro cuerpo está preparado para moverse y el no hacerlo hace que uno se enferme. Hay que entender que no hace falta ser solamente deportista de elite o haber nacido con talentos para jugar un deporte para beneficiarse de los efectos del ejercicio regular. Sólo hay que escoger las estrategias o estilos que funcionen para cada persona, que gusten para motivarse constantemente y poder así implementarlas a partir de ahora y por el resto de su vida.

 

Lecturas recomendadas:

CONTACTOS:

Lic. Eduardo Rodrigo Enciso, Jefe

Unidad de Promoción de Actividad física

Dirección de Vigilancia de ENT