Mar 08

ENFERMEDAD RENAL EN MUJERES

Una dieta alta en sal produce retención de agua pudiendo aumentar la presión arterial con un mayor riesgo de enfermedad renal.

El organismo humano se encarga del equilibrio de los líquidos corporales, filtrando la sangre mediante los riñones, para extraer el exceso de agua. Una dieta alta en sal/sodio altera este equilibrio, causando una disminución en la función orgánica de los riñones dificultando la eliminación de agua originando una presión arterial más alta. Este hecho ejerce presión sobre los riñones y puede producir enfermedad renal.

Una dieta alta en sal también se ha asociado con cálculos renales, una reducción en el consumo de sal puede reducir la excreción de calcio y por lo tanto la formación de cálculos renales siendo estos más frecuentes en las personas con presión arterial elevada. Por lo tanto, una reducción en la ingesta de sal, es particularmente beneficiosa para las personas con esta condición ya que no sólo reduce la presión arterial sino que también reduce la excreción urinaria de calcio.

Hoy se conmemora el día mundial del riñón bajo el lema “Enfermedad Renal en Mujeres, un llamado a la acción” visitar las Plataformas digitales #WorldKidneyDay