Nov 18

Equipos e insumos vigorizarán atención de la diabetes y otras enfermedades crónicas

Con el objetivo de fortalecer los programas de prevención de enfermedades no transmisibles, en 18 Regiones Sanitarias, este miércoles, la OPS/OMS hizo entrega de un importante lote de insumos médicos, como parte de la cooperación técnica con el Ministerio de Salud.

 

Se trata de 15 aparatos de dosaje de hemoglobina glicada junto con 5.050 reactivos, además de 5.000 materiales educativos cuyo valor asciende a G. 344.179.545. Esto permitirá fortalecer las capacidades nacionales para dar atención a nivel comunitario para prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo.

El acto de entrega se realizó con la presencia del Ministro de Salud Pública, el Dr. Julio Mazzoleni; del representante de la OPS/OMS en Paraguay, el Dr. Luis Roberto Escoto; de la Asesora de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental por OPS/OMS, la Dra. Marcia Erazo, y la Dra. Gilda Benítez, directora de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles de la cartera estatal.

Esta entrega responde al contexto de la pandemia COVID-19 que ha dejado de manifiesto la importancia de asegurar atención de salud a personas con enfermedades de base debido a que constituyen el grupo de riesgo de desarrollar COVID-19 grave.

En la oportunidad, el ministro de Salud Pública agradeció a la OPS/OMS el aporte otorgado para el fortalecimiento de los servicios: “esto tiene un valor extraordinario para nosotros”, destacó.

El Dr. Mazzoleni refirió que la atención de las enfermedades crónicas no transmisibles es un área prioritaria que se ha visto muy golpeada en esta pandemia. “Cuando vemos la radiografía de los pacientes que han sido más afectados en este contexto, la diabetes y la obesidad son los principales factores, que además tienen un gran impacto frente al COVID-19”, aseveró el alto funcionario de Salud Pública.

Aprovechó el momento para valorar el trabajo del equipo de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles y alentarlos a aunar los esfuerzos para seguir dando resolutividad a los problemas de salud de la población, en medio de esta contingencia.

Por su parte, la Dra. Gilda Benitez, titular de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles reveló que los aparatos recibidos para el dosaje de la hemoglobina glicada serán distribuidos a las regiones sanitarias. “Con esto se estará subsanando el déficit que se venía registrando en localidades alejadas y de difícil acceso. De esta manera, pacientes de escasos recursos económicos podrán acceder a este importante análisis para el control metabólico”, aseguró la profesional de salud.

Por otra parte, destacó la utilidad de la agenda saludable en el control y seguimiento de los pacientes. Es un importante documento para el paciente, además de sus datos personales, se registra el tratamiento que se está realizando, sus últimos análisis y con esto puede acudir a cualquier servicio de salud y seguir su tratamiento.

Las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) son responsables de casi el 70% de todas las muertes a nivel mundial. En Paraguay, esta cifra es del 74% y representa el 18% de muerte prematura. Los factores de riesgo tienen una prevalencia elevada (consumo de tabaco 14%, sedentarismo 75%, obesidad y sobrepeso 57%).

Cabe resaltar que, los profesionales de todas las regiones sanitarias continuarán en un plan de capacitación que ya fue iniciado en 2015 a través de la implementación del proyecto “Modelo de Cuidados Crónicos” en tres regiones sanitarias y que contó con el financiamiento de la Federación Mundial de Diabetes y el apoyo técnico de OPS/OMS. Debido al éxito que tuvo este proyecto, ahora se está escalando la experiencia a nivel nacional para fortalecer el seguimiento, continuidad y monitoreo de los cuidados de las personas con enfermedades no transmisibles en todo el país.