Jul 16

Existen métodos no farmacológicos para una vida sana

Por ejemplo, mantener una alimentación saludable y con la práctica de actividad física regular. 

Adoptar estilos de vida saludable es sumamente importante, más aún, desde temprana edad. Se puede comenzar por no saltar las comidas del día que son 5 en total, incluyen el desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

Otra práctica a sumar, es la disminución del consumo de productos ultra procesados, altos en azúcar, grasas, sal y calorías. Se debe evitar en lo posible, optar por comidas chatarras, bebidas azucaradas, gaseosas y reemplazarlas por frutas y jugos naturales.

La Nutricionista Betania Machuca del Programa Alimentación Saludable del MSP recordó que durante el día deben consumirse 3 porciones de fruta y dos de verduras o viceversa. En cuanto a las frutas lo ideal es consumirlas con su cáscara, a menos que haya una patología que lo impida.

Pueden aprovecharse frutas de estación como en esta temporada, por ejemplo, cítricos qué son todos altos en vitamina c: mandarina, pomelo, naranja y también, es época de frutilla. La medida o poción se mide de acuerdo a lo que quepa en la palma de la mano o bien lo que cabe en una taza de 200 ML.

El consumo de frutas con cáscara es importante, porque aporta mucha fibra, esta a su vez, previene enfermedades como el cáncer, disminuye el colesterol sanguíneo, el triglicérido y sobre todo para previene el estreñimiento.

Otro consumo importante que no puede dejarse de lado es el agua, 2 litros por día. En los 2 litros de agua no incluye lo que sería mate o tereré. Hay que tener en cuenta que el mate y tereré tienen propiedades diuréticas, entonces no produce una hidratación al igual que en el caso del agua.

Por esa razón cuando se consume mate y tereré, también se debe tener una botella con agua para consumir y mantenerse hidratado. Si se dificulta el consumo de 2 litros de agua, una opción que podría ayudar es saborizarla con rodajas de fruta, por ejemplo, naranja, limón, frutilla, etc.