Mar 05

La obesidad representa un riesgo real para la salud

Predispone al desarrollo de otras enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, apnea del sueño, problemas ortopédicos, incluso ciertos tipos de cáncer, pero se puede prevenir con hábitos saludables.

Los factores que llevan a que una persona desarrolle sobrepeso y obesidad son múltiples, entre los que se destacan aquellos relacionados con una alimentación poco saludable, como el alto consumo de alimentos ultraprocesados, y el bajo consumo de frutas, verduras y alimentos naturales, sumado a la falta de actividad física representan amenazas para la salud de la población joven y adulta.

Cifras nacionales señalan que, 2 de cada 3 adultos presentan algún grado de sobrepeso u obesidad, y 1 de cada 3 niños en edad escolar tiene esta condición.

La ingesta excesiva de alimentos ricos en grasas y azúcar y con escaso valor nutricional, también conocidos como comida “chatarra” puede desencadenar el exceso de peso y por consiguiente la aparición de afecciones como hipertensión arterial, problemas de corazón, diabetes, apnea del sueño, problemas ortopédicos, múltiples tipos de cáncer y complicaciones a la salud que dan paso a muertes prematuras.

En recordación al Día Mundial contra la Obesidad, la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles destaca tres sencillos consejos que pueden ponerse en práctica desde la niñez para prevenir el exceso de peso y sus consecuencias:

• Aumentar el consumo de frutas y verduras (5 porciones al día), así como de legumbres, y cereales integrales.

• Realizar actividad física con regularidad, unos 60 minutos al día.

• Limitar el consumo de alimentos procesados y ultraprocesados.