Ago 30

Los 10 mitos más frecuentes sobre la alimentación (II)

Los 10 mitos más frecuentes sobre la alimentación (II)

Continuamos con los cinco siguientes mitos de la alimentación:

  1. Las frutas cítricas adelgazan

“Jugo de limón o pomelo en ayunas” “El jugo de limón quema la grasa”

Ningún alimento tiene la función de adelgazar. Para quemar la grasa es importante ingerir menos calorías de las que el cuerpo necesita y aumentar la práctica de actividad física.

  1. Las monodietas adelgazan

Las monodietas se caracterizan por comer durante un tiempo determinado únicamente un tipo de alimento. Tienen muy bajo contenido calórico lo que puede originar la pérdida de peso. Pero en realidad se trata de dietas desequilibradas que no aportan las cantidades necesarias de macronutrientes, vitaminas y minerales. Son dietas monótonas, que no ayudan a formar buenos hábitos de alimentación y provocan una sensación de hambre. Además, al finalizar la dieta, se estimula la ingesta excesiva de otros alimentos prohibidos durante la dieta, lo que lleva nuevamente a la ganancia de peso (efecto “yo-yo”).

mitos2

  1. Las vitaminas engordan

Las vitaminas son nutrientes que no aportan energía y por tanto es imposible que engorden. Las cantidades necesarias son diferentes según la persona, ya que depende de muchos factores como son: el sexo, la edad, enfermedad, etc. Una persona que lleve una alimentación variada y equilibrada cubre sus necesidades de vitaminas y de minerales. En caso de enfermedad puede ser necesaria la suplementación mediante prescripción médica.

  1. Saltarse una comida adelgaza

Mucha gente cree que saltándose una comida bajará de peso. Pero saltarse una comida es un mal hábito. Se recomienda consumir 5 comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena) y controlar las porciones de alimento que se ingieren en cada momento de comida.

  1. Puedo reemplazar el azúcar blanca por miel

Si bien la miel contiene vitaminas y minerales, gran parte de la composición de la misma es azúcar, sobre todo fructosa y glucosa. Se recomienda limitar su consumo y en caso de utilizarla, que sea con moderación.

Según las Guías Alimentarias del Paraguay, una alimentación saludable es aquella que tiene en cuenta los principios básicos de variedad, moderación y proporcionalidad.

Variedad

Se entiende que se debe consumir diferentes tipos de alimentos de cada uno de los 7 grupos en la alimentación diaria, para cubrir las necesidades nutricionales del organismo.

Moderación

Se entiende que se debe regular o disminuir el consumo de ciertos alimentos que contienen grasas y/o azúcares para evitar  el riesgo de padecer enfermedades.

Proporcionalidad

Se entiende que se deben consumir más alimentos de los grupos que se encuentran en la base de la gráfica y menos de los grupos que se encuentran en la parte superior.