Jul 05

MALA ALIMENTACIÓN Y ESTRÉS DEBILITAN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Una correcta nutrición a base hortalizas, frutas, pescado, legumbres y productos lácteos contribuyen a elevar las defensas del organismo.

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades Crónicas No Transmisibles recomienda, incluir en la alimentación diaria alimentos que ayuden a reforzar el sistema inmunológico, sobre todo en épocas de frío, para evitar contraer enfermedades respiratorias.

La Lic. Claralina Mendoza, nutricionista y tecnóloga de alimentos, afirma que a través de una correcta nutrición se puede fortalecer las defensas, puesto que existen factores que debilitan el sistema inmunológicocomo como, la mala alimentación, el estrés y mantener un ritmo de vida acelerado.

Para fortalecer las defensas en este invierno, la profesional recomienda: 

Respetar los horarios de alimentación y realizar las 4 comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

Respetar las porciones de los alimentos.

Realizar colaciones saludables para evitar pasar muchas horas sin comer.

Aumentar el consumo de hortalizas, ya sea en sopas o en ensaladas.

Agregara las legumbres dentro del hábito alimentario

Consumir pescado 2 veces por semana

Moderar la ingesta de hidratos de carbonos

Aumentar el consumo de lácteos fermentados, ya que las bacterias como el lactobacilos bulgaricus y el lactobacilos thermophilus de productos como el yogurt y las leches cultivadas ayudan a aumentar nuestras defensas”estas bacterias han de estar vivas en el producto final, por ello se considera un alimento pro biótico.

La nutricionista recomienda aumentar la ingesta de alimentos ricos en Vitamina A, E, B y C, que tienen funciones de protección de las células respiratorias.

Entre estos alimentos protectores se encuentran los que contienen:

Vitamina A: tomates, betarragas, fresas, cerezas, espinaca, lechuga, zanahoria y el zapallo.

Vitamina E: aceite de oliva, girasol o soja, frutos secos, cereales, germen de trigo, espárragos y hortalizas de hojas verdes.

Complejo de Vitamina B: pescado, huevos, legumbres, cereales, productos lácteos, carne e hígado.

Vitamina C: cítricos, brócoli, pimiento y papas.

• Ajo y cebolla. El ajo contiene factores antibacterianos y antivirales, aumenta las defensas del sistema inmune. Y la cebolla, porque alivia síntomas de enfermedades respiratorias.

Se aconseja además, beber entre 2 a 3 litros de agua durante el día y efectuar caminatas de entre 30 a 60 minutos por día.