Mar 12

“Más sabor, menos sal, una propuesta saludable y divertida

  • La reducción del consumo de sal/sodio es una de las intervenciones más costoefectivas para prevenir la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.
  • La “Semana de Sensibilización sobre el consumo de sal” busca concienciar sobre los riesgos que genera a la salud el consumo excesivo y orientar sobre cómo disminuir la ingesta de sal para gozar de buena salud.

Bajo el lema: “Más sabor, menos sal”, este año se celebra en todo el mundo la “Semana de Sensibilización sobre el consumo de sal”. Esta iniciativa busca concienciar sobre los riesgos para la salud que conlleva el consumo excesivo de sal y al mismo tiempo orientar sobre las diferentes maneras de disminuir su consumo para gozar de buena salud.

No existen dudas de que la pandemia por COVID-19 afectó nuestra forma de vivir, y en ese contexto, también se vieron afectadas nuestras prácticas de alimentación. Por ejemplo, los datos obtenidos de una encuesta digital realizada por el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición, mostraron que el 46% de los encuestados consumió más alimentos de lo habitual y el 60% sintió que la calidad de su alimentación se vio afectada por la ansiedad.

Un aspecto positivo es que al estar más tiempo en la casa se puede cocinar más, siendo esta una excelente oportunidad para crear y probar nuevas recetas con ingredientes naturales, y al mismo tiempo involucrar a más personas del hogar e incluso a los niños en la preparación de las comidas. En conmemoración a la Semana Mundial de Sensibilización por el consumo de sal, la propuesta es que estas recetas nos aporten “Menos sal, pero más sabor”, y así sean aliadas del bienestar y el peso saludable.

La sal también puede estar oculta en los alimentos envasados

Muchas veces, sin darnos cuenta incluimos demasiada sal en nuestra alimentación, y no solamente al preparar nuestras comidas, sino también al consumir alimentos envasados o elaborados fuera del hogar. Gran parte de la sal que consumimos está oculta en muchos alimentos como los panificados, embutidos, condimentos, quesos, snacks, caldo en cubos, salsas e incluso en aquellos que tienen sabor dulce como las gaseosas y las galletitas dulces.

Por otra parte, hoy en día, existen en el mercado diferentes tipos de sal como la sal blanca, rosada, del Himalaya, de ajo, con especias, condimentada, etc.; hay que tener en cuenta que todos los tipos de sal tienen sodio en su composición, por más pura o libre de procesamientos que sea puede tener efectos en la salud por su contenido de sodio especialmente en las personas que tienen la presión arterial elevada.

¿Qué daños puede ocasionar el consumo excesivo de sal/sodio?

Consumir sol/sodio en exceso puede dañar nuestra salud, predisponiendo al desarrollo de hipertensión arterial. El aumento de la presión arterial afecta órganos como el corazón y los riñones, y es la responsable de las enfermedades cardiovasculares y accidentees cerebrovasculares. Además, las personas hipertensas son uno de los grupos vulnerables a sufrir complicaciones por COVID-19.

La hipertensión arterial afecta a casi la mitad de la población adulta paraguaya (45,8%). También los niños pueden tener presión alta sin tener síntomas, en especial cuando existen otros factores de riesgo como el sobrepeso u obesidad, el sedentarismo y la mala alimentación.

¿Cuánta sal debemos consumir?

La recomendación es de 5 g. de sal al día, lo que equivale a 1 cucharadita del tamaño té distribuida en todas las comidas a lo largo del día. Este límite de 5 g. debe considerar tanto la sal que agregamos del salero como la que tienen los productos como el pan, fiambres, quesos, embutidos, snacks, etc.

¿Cómo podemos reducir su consumo?

Reducir la sal y el sodio en la alimentación no debe significar comer sin sal o sin sabor.

Algunos consejos:

  • Evitar el agregado excesivo de sal durante la elaboración de las comidas y reemplazarla por hierbas aromáticas o especias como el orégano, limón, ajo, cebolla, laurel, etc.
  • Preferir alimentos naturales, en lugar de los procesados y ultra procesados (envasados).
  • Leer la información nutricional de los alimentos envasados, para identificar el contenido de sodio.
  • Evitar la presencia del salero en la mesa.

¡Unite a reducir el consumo de sal! #mássabormenossal