Sep 16

MSP firme en implementar medidas para reducir carga de enfermedades y muertes por tabaco

“Análisis de Políticas Fiscales para el Control del Tabaco”, tema que nucleó a profesionales del ámbito de la salud y expertos en materia de impuestos al tabaco.

Con presencia del Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Dr. Julio Mazzoleni, se dió apertura al Seminario de Análisis de Políticas Fiscales para el Control del Tabaco y disminución del consumo en la población. Mazzoleni, en la oportunidad, reafirmó su compromiso enfático de luchar contra este flagelo y abogar por la prevención, así como su posición hacia el incremento impositivo del tabaco, a los efectos de reducir la incidencia del tabaquismo y salvar vidas.

“Mi presencia hoy aquí no es una casualidad (…) Es un compromiso, una lucha y sobre todo, una línea importante que se traduce en varios posicionamientos concretos que hemos tenido desde agosto del año pasado”, puntualizó el titular de Salud Pública. Entre los cambios radicales efectuados con esta administración recordó el retorno del Programa de lucha contra el tabaquismo y el fomento de políticas. Por otra parte, destacó que desde el Ministerio de salud se está llevando adelante varias iniciativas en materia de control del tabaco, entre ellas, el impulso de iniciativas legislativas que contribuirán a  avanzar en el control del tabaco.

“Nuestro objetivo principal es contar con un efecto disuasivo, a través de herramientas como el impuesto selectivo al consumo y otros tipos de impuestos”, declaró el alto funcionario de la cartera de Estado, quien consideró de suma importancia analizar los resultados que ya están registrando otros países que ya implementaron este tipo de medidas.

El encuentro se desarrolló con el objetivo de fortalecer políticas fiscales en materia de control del tabaco.

Durante el desarrollo del Seminario, se dio a conocer sobre reportes relacionados a la economía del tabaco: Tributación de tipo selectivo a los cigarrillos en Paraguay y comparaciones regionales. Las mejores prácticas de impuestos selectivos a los cigarrillos y recomendaciones de organismos internacionales, así como experiencias en la región. Mercados e impacto del sector tabacalero en Paraguay, además, estrategias de interferencia de la industria en las políticas fiscales contra el tabaco, entre otros puntos resaltantes, a cargo del Dr. Federico Valinoti, abogado experto en tributación; el Econ. Alejandro Ramos, consultor internacional en materia de impuestos al tabaco; el Dr. Roberto Iglesias, Economista experto de la OMS.

El evento tuvo lugar en el hotel Crowne Plaza de Asunción, del que participó el Dr. Guillermo Sequera, Director General de Vigilancia de la Salud; la Dra. Zunilda Palacios, director del PRONATERC; la Dra. Sarita Aguirre, directora del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis y otros referentes de Salud Pública, de Industria y Comercio, Sociedades Civiles, Científicas y Académicas.

Tabaco vs. salud
A su turno, el Dr. José Fusilo, Presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, aseveró que el tabaquismo es un flagelo que en los últimos años, como país lo hemos dejado de lado. “Hoy, como sociedad científica nos toca ponernos firmes ante esta epidemia mundial que refiere nuevas aristas con las cuales tenemos que empezar a trabajar”, remarcó.

Enfatizó las consecuencias, el sufrimiento y las muertes que conlleva la epidemia del tabaquismo. “El 90% de las patologías de nuestros pacientes, están asociadas al cigarrillo”, lamentó el neumólogo. Declaró que el tabaquismo es una enfermedad crónica, adictiva y altamente recidivante y a su vez, es la primera causa de muerte prevenible y años perdidos en forma prematura, y la primera causa de años vividos con discapacidad.

“El tabaquismo es el principal enemigo de la salud pública a nivel mundial. Es responsable directo de 6 de las 8 principales causas de muertes en el mundo; 14 tipos de cáncer están relacionados con el tabaquismo”, informó.
Según explicó, existen más de 1.200 millones de fumadores en el mundo. Refiere que, si bien en la actualidad el consumo de tabaco está disminuyendo, pero sin embargo, están aumentando otras formas de consumo de nicotina, resaltando el empleo de cigarrillos electrónicos. Informó que en el 2018, en EE.UU. se vendieron más cigarrillos electrónicos que cigarrillos convencionales.

De acuerdo a datos de la OMS, el tabaco mata al año a unas 7 millones de personas en el mundo, “esto equivale a más de 95 aviones chocando a diario”, precisó el especialista.

Añadió que el tabaco es una adicción que no tiene umbral de seguridad; “el que fuma un cigarrillo puede tener cáncer de pulmón como aquel que fuma 20 cigarrillos diarios, por lo que hay ser firmes en las medidas restrictivas”, precisó en la oportunidad.
Mencionó que es el único producto de venta libre que mata a la mitad de sus consumidores. “Mata más que el alcohol, el sida y los accidentes de tránsito, las drogas ilegales, y más que los asesinatos y el suicidio juntos”, enfatizó.

Nueve paraguayos mueren por día por el cigarrillo, equivalente a 3.350 muertes por año. Mencionó que en Paraguay, el 12% de los pacientes tabaquistas presentan cáncer de pulmón. El consumo está igualmente relacionado a otras patologías, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).