Feb 21

Obesidad: dietar a los niños no es la solución

  • Pediatra afirma que el consumo de alimentos saludables y la práctica de actividad física diaria es esencial para que niños y adolescentes con obesidad alcancen un peso saludable.

La pediatra y especialista en manejo de la obesidad infantojuvenil, Dra. Marta Sanabria, no recomienda poner a dieta a los niños con sobrepeso y obesidad, sino más bien plantea la aplicación de un plan de alimentación saludable donde esté incluido todo el núcleo familiar. Fue expuesto durante el taller formador de formadores en el Manejo Integral de la Obesidad Infantojuvenil, realizado en la sede del Ministerio de Salud, bajo la coordinación de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, en conjunto con UNICEF y ADRA Paraguay. La jornada se desarrolló dentro del Proyecto “Buenas prácticas de nutrición en la primera infancia y en niños en edad escolar”, enmarcado en la Estrategia Nacional de Prevención y Control de la Obesidad.

La obesidad es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la grasa corporal, cuya magnitud condiciona la salud del individuo; al mismo tiempo es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes y la hipertensión arterial. En la infancia, la obesidad es considerada una enfermedad crónica y en la adolescencia puede reducir la expectativa de vida en alrededor de 5 a 20 años. Desde la Cartera Sanitaria se busca prevenir la morbilidad causada por la obesidad y las muertes prematuras vinculadas a las enfermedades crónicas.

Con este taller se proyecta fortalecer la capacidad de los profesionales de la salud en el manejo integral de la obesidad en niños y en adolescentes, que configura una de las líneas de acción del proyecto.

En este contexto, personal de blanco de las 18 Regiones Sanitarias fueron capacitados en el ámbito de la prevención, en los componentes de educación nutricional y tratamiento de la obesidad infantil. Participaron del taller médicos pediatras, nutricionistas y licenciadas en enfermería que trabajan desde la preconsulta para la captación de pacientes con obesidad.

La Lic. Catherine Turnes, Coordinadora Técnica de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, declaró que la idea inicial del taller es que los profesionales capacitados puedan replicar todo el conocimiento con sus pares sanitarios en las regiones, y de esta manera fortalecer la asistencia y el tratamiento de la obesidad en niños y adolescentes.

Se apunta asimismo a la instalación de más servicios con equipos multidisciplinarios que puedan asistir de forma integral al grupo infantil diagnosticado con este problema de salud.

La jornada fue complementada con un taller de actividad física para niños y adolescentes dictado por la Dra. Mirta Ortiz, profesional técnica de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles.

Obesidad con tendencia al aumento

Datos actualizados revelan que, en los últimos años, en Paraguay se registró un aumento de 2,5% de prevalencia de sobrepeso y obesidad en el grupo de 5 a 19 años.

En el 2017, la población de niños y adolescentes afectada por el exceso de peso era de 32%. Al año siguiente, en el 2018 se detectó un nuevo crecimiento, alcanzando una prevalencia de sobrepeso y obesidad de 34,5%, tendencia que va en aumento.

Turnes exteriorizó que este crecimiento es preocupante. Resaltó que el estilo de vida influye de manera importante en el exceso de peso. El consumo excesivo y frecuente de comida chatarra, la ingesta diaria de bebidas azucaradas, la oferta de alimentos poco saludables en las cantinas escolares y la ausencia de actividad física, constituyen factores preponderantes para el desarrollo de la obesidad. De ahí la importancia de generar hábitos saludables.

Prevención

Dentro del Proyecto que se viene desarrollando se dispone del componente preventivo que está siendo trabajado en las escuelas, en conjunto con el Ministerio de Educación, informó la Coordinadora Técnica de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles.

Para este efecto se focalizaron 20 escuelas procedentes de Caazapá y del distrito de Fernando de la Mora, departamento Central, desde donde se trabajará en lo que respecta a alimentación saludable. Serán capacitados los docentes con guías y cuadernillos, a fin de promover en los estudiantes estilos de vida saludables.

Estarán incluidos en esta capacitación, los profesores de educación física. La intención es incrementar en las escuelas el tiempo destinado para la actividad física, en el que se incluyan juegos dinámicos. “Queremos poner a la escuela en movimiento, que los estudiantes dejen de lado las pantallas (celulares, tablets) y se muevan más”, explicó Catherine Turnes.

Otro de aspecto que se tendrá en cuenta es el monitoreo de las cantinas y la capacitación a los cantineros para la oferta de productos más saludables, así también, la colaboración con los municipios para la creación de ordenanzas que promuevan estilos de vida saludables: prohibir la venta de alimentos no saludables en cercanías a los establecimientos educativos, promoción de la actividad física en las plazas y equipamiento de las mismas con senderos saludables.