Dic 21

Paraguay habilita oficina de vigilancia de tumores

  • Esta oficina entra a funcionar en el edificio de Vigilancia de la Salud.
  • De esta manera, luego de 28 años se reanuda la vigilancia de cáncer en el país, que incluirá datos de incidencia, prevalencia y sobrevida de pacientes oncológicos.

Este lunes fue inaugurada la Unidad de Registro y Vigilancia de Tumores en Paraguay, dependiente de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, oficina que entra a funcionar en el cuarto piso del edificio de la Dirección General de Vigilancia de la Salud. En la ocasión se contó con la presencia de la directora de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, Dra. Gilda Benítez y de la Dra. Natalia Cabrera, titular del Registro y Vigilancia de Tumores.

Esta vigilancia se lleva a cabo mediante la metodología del registro de cáncer poblacional y permitirá contar con datos precisos de pacientes que están cursando con una patología tumoral, que incluyen datos de incidencia, prevalencia y sobrevida de pacientes oncológicos a nivel país. En principio, la vigilancia se enfocará en Asunción y el departamento Central, y progresivamente irá abarcando todo el territorio nacional.

“Con esta metodología iniciamos el censo fuente de datos. Tenemos bien identificados los centros de salud abocados a la atención de pacientes oncológicos, del sector público y privado. En Asunción y Central se contabilizan 62 centros de atención. Con esta metodología, también se efectuó la publicación de datos de prevalencia de Cáncer de mama, en octubre de este año, informó la responsable de la Unidad de Registro y Vigilancia de Tumores.

Este proyecto se lleva adelante con la colaboración de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, con el cual nuestro país firmó en julio un Convenio que se extiende hasta el 2023. Actualmente Paraguay cuenta con la denominación de país asociado para la implementación de la Vigilancia poblacional de alta calidad, acompañados por la IARC.

La doctora Cabrera recordó que en 1992 se registró una primera publicación de la vigilancia de cáncer en el país, realizada por la Universidad Nacional de Asunción – UNA, datos que fueron difundidos y compartidos a nivel internacional. Infortunadamente esta labor no fue sostenida en el tiempo. Hoy, luego de 28 años se reanuda esta tarea, esta vez, a través del Ministerio de Salud Pública y el apoyo de los sectores que asisten a pacientes con cáncer.

Explicó que conocer los datos de pacientes que están cursando con la enfermedad a nivel local (tipos de cáncer, edades en que se presentan y con qué estadío) sirve para elaborar indicadores de incidencia, prevalencia y sobrevida, y en base a ello, planificar políticas públicas para hacerte frente a la carga de cáncer que enfrenta el país y conocer cómo estamos con respecto a países de la región.

La titular de Registro y Vigilancia de Tumores aseguró que estos datos contribuirán a organizar los servicios y a proporcionar la asistencia adecuada y oportuna al paciente oncológico.

La vigilancia del cáncer en el país se está realizando en todos los grupos etarios.

Para el 2040, se estima que la cifra de cáncer se duplique.