Ene 25

Práctica de actividad física regular para reducir riesgo de sobrepeso, enfermedades y depresión

  • En tiempos de Covid-19, personas de cualquier edad y capacidad física deben mantenerse lo más activas posible.
  • Evite permanecer mucho tiempo sentado. Se aconseja pararse cada una hora para caminar y hacer estiramientos.
  • Conozca los tipos de ejercicios recomendados según su edad.

La práctica regular de ejercicios, junto con una dieta saludable, es esencial para mantener la buena salud, el bienestar físico y emocional, además de prevenir el desarrollo de enfermedades no transmisibles.

La pandemia de COVID-19 hizo que, al permanecer en casa, adoptemos hábitos sedentarios, como mantenernos sentados más tiempo de lo habitual, situación que pone en riesgo a la salud. A muchos nos resulta difícil seguir practicando la actividad física acostumbrada y la situación es aún más dura para quienes no suelen hacer demasiado ejercicio.

El Lic. Eduardo Enciso, jefe del Departamento de Control y Factores de Riesgo destaca: “Es importante que en este tiempo de Covid-19 todas las personas de cualquier edad y capacidad física se mantengan lo más activas posible”.

Señala asimismo que, si se trabaja en casa, en modo Home Office, un simple descanso breve (cada 1 hora) abandonemos la posición sentada para hacer 3 a 4 minutos de actividad física ligera —como, por ejemplo, caminar, realizar estiramientos o algunos ejercicios de fuerza fáciles como las sentadillas— nos ayudarían a relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea y la actividad muscular.

El ejercicio físico regular es beneficioso para el cuerpo y la mente. Puede reducir la hipertensión, ayudar a controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2 y distintas formas de cáncer, enfermedades todas ellas que pueden aumentar la vulnerabilidad a la COVID-19.

Ejercitarse también fortalece los huesos y músculos y aumenta el equilibrio, la flexibilidad y la forma física. En las personas mayores, las actividades que mejoran el equilibrio ayudan a prevenir caídas y traumatismos.

La actividad física regular puede ayudar a establecer rutinas cotidianas y ser un modo de mantenerse en contacto con la familia y los amigos. También es bueno para nuestra salud mental, ya que reduce el riesgo de depresión y deterioro cognitivo, retrasa la aparición de la demencia y mejora nuestro estado de ánimo general.

¿Cuánta actividad física es la recomendada?

Para mejorar la salud y el bienestar, la OMS recomienda los siguientes niveles de actividad física en función de la edad:

Bebés menores de 1 año

• Todos los bebés deben realizar ejercicio varias veces al día.

• En el caso de los bebés que aún no sean capaces de desplazarse por sí solos, esto implica permanecer tumbados boca abajo al menos 30 minutos (repartidos a lo largo del día, y siempre mientras estén despiertos).

Niños menores de 5 años

• Todos los niños pequeños deben realizar actividades físicas de cualquier nivel de intensidad durante al menos 180 minutos al día.

• Los niños de 3 a 4 años deben dedicar al menos 60 minutos de ese tiempo a actividades de intensidad moderada o alta.

Niños y adolescentes de 5 a 17 años

• Todos los niños y adolescentes deben practicar una actividad física de intensidad moderada o alta durante un mínimo de 60 minutos diarios.

• Al menos 3 días por semana, esto debe incluir actividades de fuerza que ayuden a fortalecer los músculos y huesos.

• Hacer ejercicio durante más de 60 minutos diarios aporta beneficios adicionales para la salud.

Adultos mayores de 18 años

• Todos los adultos deben realizar al menos 150 minutos semanales de actividad física de intensidad moderada, o al menos 75 minutos semanales de ejercicio de alta intensidad.

• Para obtener beneficios adicionales para la salud, los adultos deben incrementar el tiempo de ejercicio hasta 300 minutos semanales de actividad física moderada o su equivalente.

• Para mejorar y mantener la salud del aparato locomotor, se deben realizar 2 o más días por semana actividades que fortalezcan los principales grupos musculares.

• Además, las personas mayores con problemas de movilidad deben realizar ejercicios para mejorar el equilibrio y prevenir las caídas 3 o más días a la semana.