Mar 17

Reducí el consumo de sal: por una vida más longeva y saludable

La sal es un condimento habitual en las comidas, importante para el funcionamiento del organismo; sin embargo, abusar de la ingesta de este mineral puede tornarse contraproducente. dando lugar al incremento de la presión arterial y al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Otro de los riesgos vinculados con el abuso de este mineral es que puede alterar la función de los riñones impidiendo la adecuada filtración de la sangre, provocando retención de líquidos: hinchazón de manos y pies, cansancio, entre otras molestias.

La campaña de concienciación sobre el consumo de sal este año se enfoca en la sal oculta, es la que no vemos y algunas veces no detectamos en los alimentos dulces; se agrega durante la cocción y elaboración de productos alimentarios como los panificados, cereales para el desayuno, productos de confitería y repostería, salsas, snacks, entre otros. Igualmente, cuando se come en un restaurante, es imposible saber cuánta sal hay en la comida porque viene lista.

La celebración este año tiene como objetivo sensibilizar sobre la importancia de la reducción del consumo de sal/sodio oculto para lograr una vida más longeva y saludable. Se dirige tanto a  la población como al “sector de la industria de alimentos”, alentando el compromiso para impulsar procesos de investigación, innovación, desarrollo y formulación de productos con un menor contenido de sodio / sal y en el  “sector gastronómico”  promoviendo un ambiente con un bajo contenido de sal/sodio con diversas estrategias, tales como:  ofrecer un menú con opciones bajas en sal/sodio, la eliminación de la mesa de saleros y salsas, adicionar menos sal y preferir el uso de hierbas naturales en el momento en que preparan los alimentos, para dar aroma y sabor a sus platos de comida.

La Semana Mundial de Concientización sobre la Sal es una iniciativa de la organización por WASH (World Action on Salt and Health o Acción Mundial en Sal y Salud del Reino Unido) apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este año fue recordada del 9 al 15 de marzo.

A tener en cuenta

Lo recomendable no es eliminar la sal de la preparación de las comidas, sino disminuir su uso de forma gradual hasta lograr que el paladar se acostumbre a comer alimentos menos salados. El primer paso es eliminar el salero de la mesa.

Tips para reducir el consumo de sal:

1. Utilizar hierbas, especias naturales como orégano, romero, tomillo, ajo, cebolla y limón para dar sabor a las comidas.

2. Escurrir y enjuagar los vegetales enlatados.

3. Preferir las frutas y vegetales frescos.

4. Eliminar de la mesa el salero, las salsas y los condimentos con sal para que los niños no desarrollen el hábito de agregarlos a la comida.

5. Revisar el contenido de sodio indicado en las etiquetas de los alimentos antes de comprarlos para elegir las opciones más saludables.