Jul 29

Una dulce costumbre: entender qué consumes cuando comes

Al consumir un alimento junto con todos sus beneficios, es importante conocer su composición nutricional, una buena costumbre, para entender qué consumimos cuando comemos. Hoy dentro del abanico de opciones frutales no puede faltar la protagonista del catálogo afrodisíaco, la frutilla.

 

Aconsejable incluso para diabéticos, se destaca porque posee una gran cantidad de vitaminas (A, C, E y B1, B2, B3 y B6) y minerales como el Hierro, Calcio, Magnesio, Potasio, Fósforo, Yodo, Antioxidantes, Fibra, Ácido Fólico y otros.

El consumo de esta fruta es una opción saludable para la alimentación, actúa como desinfectante, antiinflamatorio y desintoxicante. Interviene en la disolución de cálculos renales, biliares, en las deficiencias hepáticas, hipertensión y retención de líquidos.

Beneficiosa en trastornos reumáticos, artritis y para aquellos que presentan ácido úrico alto ya que tiene propiedades diuréticas y ácido salicílico. Aconsejable incluso para diabéticos, por sus componentes, ya que cuenta con fibra soluble que facilita la absorción de carbohidratos, al tiempo que contribuye a mantener en equilibrio los niveles de azúcar en sangre.

La frutilla es un excelente anticoagulante y útil en la formación de glóbulos rojos y blancos. Ayuda a depurar la sangre, a limpiar el aparato digestivo y en la prevención de caries, gracias a su componente de xilitol.

La frutilla puede incluirse en el desayuno, como media mañana o merienda, como fruta o jugo, en compotera, como mermelada, todos ellos son válidos.

Dejamos a consideración 2 recetas hechas a base de frutilla

Mermelada de frutillas: necesitas 1 kg. de frutilla, 1 sobre gelatina sin sabor y 2 ml. de sucralosa.

Preparación: procesar 500 kg. de frutillas, agregar la sucralosa, cocinar durante 1 hora. Seguidamente, agregar el sobre de gelatina sin sabor y mezclar hasta que quede bien homogéneo. Luego envasar la preparación todavía caliente en un frasco de vidrio y una vez fría conservar en el refrigerador por máximo una semana.

Crema de frutilla: los ingredientes necesarios son 250g de frutilla, 120g de queso Paraguay fresco o ricota, 250cc yogur descremado, 3 unidades clara de huevo, ½ sobre gelatina sin sabor y 2 ml de edulcorante líquido.

Preparación: primero lavar y procesar la frutilla con el queso y el yogur, edulcorante. Luego hidratar la gelatina e incorporar a la mezcla. Batir las claras a punto de nieve y agregar a la preparación licuando todo junto. ¡Y listo! llevar al congelador.